Metodología para la identificación de las entidades sistémicamente importantes a nivel local

La declaración final de la cumbre de los Líderes del Grupo de los 20 realizada en Cannes, Francia, en 2011, solicitó al Consejo de Estabilidad Financiera (Financial Stability Board - FSB) que, con el asesoramiento del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea (BCBS), extendiera el marco diseñado para los bancos de importancia sistémica global (“Global Sistemically Important Banks”, G-SIBs) a las entidades de importancia sistémica local (“Domestic Sistemically Important Banks”, D-SIBs).

Para cumplir con ese requerimiento, el BCBS difundió, en octubre de 2012, el conjunto de principios que deben seguir los supervisores bancarios a la hora de establecer el esquema a aplicar a las entidades financieras consideradas como de importancia sistémica a nivel de cada jurisdicción.

En concordancia con los plazos estipulados para implementar los requisitos correspondientes a los G-SIBs, las autoridades nacionales acordaron difundir el marco regulatorio a aplicar a los D-SIBs de cada jurisdicción antes de enero del 2014, e introducir los requerimientos de capital adicional, en forma gradual, entre enero de 2016 y enero de 2019.

La adopción del marco para los G-SIBs tiene por objeto mitigar los efectos que puede tener la insolvencia de este tipo de entidades sobre la estabilidad financiera internacional y también morigerar los riesgos y distorsiones competitivas que generan las entidades que el público espera que, en caso de necesidad y debido a su gran tamaño, van a ser asistidas o rescatadas por los gobiernos. Los estándares consensuados por el BCBS, y posteriormente conformados por los Líderes del G20, establecen una metodología universal para identificar qué bancos quedan comprendidos y cuánto capital adicional deben tener en función de su importancia sistémica global (1). La metodología identifica a los bancos globalmente sistémicos en base a 5 indicadores que reflejan su tamaño, interconexión, la falta de sustitutos o de infraestructura financiera alternativa para los servicios que prestan, el alcance de su actividad interjurisdiccional y su complejidad. Sobre la base de dichos indicadores, ninguna de las entidades financieras constituidas en nuestro país reviste el carácter de globalmente sistémica. No obstante, el BCRA y las autoridades de supervisión de otros países tienen el mandato de revisar periódicamente el orden de importancia sistémica de todos los bancos con alcance global.

El marco a aplicar a los D-SIBs es complementario del régimen pensado para los G-SIBs, ya que este tipo de entidades también generan externalidades negativas a nivel local y, aunque no son significativas desde el punto de vista internacional, pueden comprometer el sistema financiero y la economía de su país e, incluso, generar efectos que trascienden a los países vecinos. En el caso de los D-SIBs, se trata de evaluar el impacto que la insolvencia o la quiebra de una entidad puede generar en una economía particular. Por lo tanto, a diferencia del estándar universal convenido para los G-SIBs, la evaluación de los D-SIBs es responsabilidad de las autoridades de cada país que, se entiende, están mejor preparadas para estimar los efectos de una situación de estrés en la economía local.

Si bien la evaluación de la importancia sistémica de las entidades y la aplicación de las herramientas de supervisión apropiadas tiene un mayor margen de discrecionalidad para las autoridades nacionales que en el caso de los G-SIBs, la necesidad de contener las consecuencias no deseadas a nivel regional hace que la decisión de cada jurisdicción deba encuadrarse en el conjunto de principios consensuados en el BCBS (2). Los principios permiten considerar las características estructurales del sistema financiero de cada país pero, al igual que los estándares para los G-SIBs, se aplican en base consolidada; es decir, a nivel de conjunto económico dentro de cada jurisdicción, incluidas las sucursales de entidades extranjeras; y se basan primordialmente en el establecimiento de una mayor capacidad de absorber pérdidas, es decir, en una mayor exigencia de capital.

En el marco del pedido de los Líderes del G20 y dentro de los compromisos acordados en el seno del BCBS, el BCRA ha elaborado una metodología para identificar a las entidades financieras de importancia sistémica para la Argentina, cuyos aspectos principales se describen a continuación. En el anexo que sigue se brindan más detalles y un ejemplo numérico.

En el marco del Principio 5 del esquema elaborado por el BCBS, el proceso para definir el grado de importancia sistémica de las entidades financieras autorizadas a funcionar en nuestro mercado comienza con una evaluación individual de aspectos particulares referidos al tamaño, interconexión, sustituibilidad –tanto en términos de las infraestructuras alternativas como de la concentración en el sistema financiero– y complejidad. Además, en consistencia con las recomendaciones del BCBS, para llegar a catalogar a una entidad como D-SIB y definir una eventual exigencia de capital adicional, se ponderan las características estructurales del sistema financiero agregado en la Argentina, en particular, en términos de profundidad, concentración y grado de sustitución en su rol de intermediación y provisión de financiamiento. Por su parte, todavía se puede observar en nuestro país un grado importante de concentración regional en la provisión de servicios financieros, y cierta desigualdad en lo que concierne al acceso de la población a dichos servicios, asignaturas pendientes y en las que las políticas públicas tendrán un rol fundamental en los próximos años.

Cabe considerar que las entidades que componen nuestro sistema evidencian un tamaño comparativamente reducido. La mayor entidad en términos de activos/PIB es significativamente menor que las principales entidades de la mayoría de los países de la región. La contracara es un moderado grado de concentración del mercado, situación que admite estimar que la diversificación evidenciada en nuestro sistema financiero permitirá atemperar el eventual impacto sistémico de las situaciones de estrés, tanto en el conjunto de entidades como para cualquier entidad en particular.

La red de seguridad y el mecanismo de resolución contemplados en la Ley de Sistema de Seguro de Garantía de los Depósitos Bancarios y la Ley de Entidades Financieras, ambos de probada efectividad durante la crisis de los años 2001 y 2002, son factores que, al igual que la diversificación, permiten amortiguar el contagio de las situaciones de insolvencia individuales.

En base a esas consideraciones, se estimó oportuno evaluar los siguientes componentes para cada indicador:

a) tamaño: volumen de los activos -excluidos los activos líquidos-, cantidad de sucursales y de cajeros automáticos;

b) interconexión: activos y pasivos intra-sistema, excluidas las operaciones con el BCRA, y volumen del fondeo mayorista;

c) sustituibilidad: prestación del servicio de custodia de títulos, participación en el sistema de pagos y originación y administración de fideicomisos financieros, y

d) complejidad: negociación de derivados OTC y tenencia de títulos valuados a mercado, excluidos los emitidos por el BCRA.

En la evaluación, los indicadores y sus componentes reciben la siguiente ponderación: volumen de los activos, 20%; número de sucursales, 15%; número de cajeros, 15%; interconexión, 20%; sustituibilidad, 20%, y complejidad, 10%. El indicador compuesto puede adoptar valores entre 1 y 0.

En los próximos meses, el BCRA realizará un ordenamiento de las entidades a base de datos de los componentes mencionados a fin de 2013 y dará a conocer el requisito de capital adicional que deberán cumplir las entidades que queden comprendidas, como así también la oportunidad y forma del cumplimiento. Tal como lo requiere el Principio 12 del documento emitido por el BCBS respecto de las D-SIBs, dicha mayor exigencia se debe integrar exclusivamente con capital ordinario de nivel uno (COn1). En el marco de lo consensuado en el BCBS, además de la exigencia de capital adicional, las entidades catalogadas como D-SIBs deberán estar sujetas a una mayor atención por parte del supervisor y, en ciertas circunstancias, podrán ser objeto de una regulación más exigente. Tal es el caso de las exigencias en materia de gobierno societario y otras disposiciones conexas, principalmente orientadas a las entidades del grupo A. Por otra parte, la SEFyC va a continuar con su plan de supervisión basado en el riesgo y la importancia y complejidad de las entidades financieras.

ANEXO

Nota explicativa sobre la construcción del ordenamiento interno de las entidades financieras A continuación se describen los principales aspectos relacionados con la definición de un puntaje que permite ordenar internamente a las entidades que operan en el sistema financiero argentino, a fin de ser utilizado posteriormente en el proceso de definición del grado de importancia sistémica de cada una de ellas.

En consistencia con la metodología propuesta por el BCBS, el puntaje que se le asigna a cada entidad financiera que opera localmente tiene en cuenta los siguientes aspectos individuales: a) tamaño; b) interconexión entre entidades financieras; c) grado de sustituibilidad de actividades; y d) complejidad del negocio. A continuación se muestra el detalle de las variables cuantitativas (componentes) particulares que son utilizadas en el cálculo del puntaje así como sus respectivas ponderaciones:

A. Tamaño

i. Volumen de activos totales. Ponderación: 20%;

ii. Cantidad de sucursales. Ponderación: 15%;

iii. Cantidad de cajeros. Ponderación: 15%;

B. Interconexión entre entidades financieras

i. Activos inter-financieros. Ponderación: 6,66%;

ii. Pasivos inter-financieros. Ponderación: 6,66%;

iii. Fondeo mayorista. Ponderación: 6,66%;

C. Grado de sustituibilidad de actividades

i. Prestación de servicios de custodia de títulos. Ponderación: 6,66%;

ii. Prestación de servicios de sistema de pagos. Ponderación: 6,66%;

iii. Originación y administración de fideicomisos financieros. Ponderación: 6,66%;

D. Complejidad del negocio

i. Negociación de derivados. Ponderación: 5%;

ii. Tenencia de títulos valuados a mercado. Ponderación: 5%.

Los valores de las variables cuantitativas mencionadas se obtienen de la información proveniente de los distintos Regímenes Informativos a disposición del BCRA, y presentan las siguientes especificaciones adicionales:

A. Tamaño

i. Volumen de activos totales. Saldo de activos bancarios totales, netos de los activos líquidos en sentido amplio. Estos últimos incluyen el efectivo en bancos, los depósitos de las entidades financieras en el BCRA, los pases activos para los bancos con el BCRA mediante LEBACs y NOBACs, y las tenencias propias de LEBACs y NOBACs.

ii. Cantidad de sucursales. Se incluyen todo tipo de dependencias bancarias.

iii. Cantidad de cajeros. Se consideran todo tipo de cajeros que los bancos ponen a disposición del público, incluyendo las terminales de auto-servicio.

B. Interconexión entre entidades financieras

i. Activos inter-financieros. Se consideran los saldos de préstamos a otras entidades financieras y de los pases activos cuando la contraparte es otra entidad financiera.

ii. Pasivos inter-financieros. Se incorporan los saldos de depósitos recibidos de otras entidades financieras y de los pases pasivos cuando la contraparte es otra entidad financiera.

iii. Fondeo mayorista. Se considera el saldo de préstamos financieros recibidos.

C. Grado de sustituibilidad de actividades

i. Prestación de servicios de custodia de títulos. Incluye el saldo de la actividad de custodia de títulos y otros valores llevada adelante por cada entidad.

ii. Prestación de servicios de sistema de pagos. Se tiene en cuenta tanto los débitos (emisión) como los créditos (recepción) de cheques por cada entidad financiera.

iii. Originación y administración de fideicomisos financieros. Incluye la actividad de cada entidad en términos de su participación tanto como fiduciante así como fiduciario de fideicomisos financieros cuyo activo subyacente sean créditos bancarios.

D. Complejidad del negocio

i. Negociación de derivados. Montos nocionales negociados de operaciones de forwards y swaps en el ámbito del MAE y de operaciones OTC.

ii. Tenencia de títulos valuados a mercado. Se consideran los títulos públicos que se encuentran registrados a valor razonable, excluyendo las tenencias de LEBACs y NOBACs.

El proceso para obtener el valor del puntaje para cada entidad sigue los pasos que se detallan a continuación. Con fines expositivos, al final del texto se incluye una tabla con un ejemplo numérico simple en donde se ilustra la aplicación de esta metodología para el caso de un sistema financiero hipotético.

En primer lugar, para cada una de las variables antes mencionadas (teniendo en cuenta su escala y unidad respectiva; ver en la tabla, la primera columna para cada variable) se calcula la participación relativa de cada entidad en el total del sistema financiero (segunda columna de cada variable). Posteriormente, se multiplica la participación relativa para cada variable por el coeficiente de ponderación establecido para cada una de éstas (tercera columna para cada variable).

Una consideración particular debe realizarse sobre la variable “Fondeo mayorista”. Siguiendo la metodología del BIS, en su cálculo se toma el indicador para cada banco y luego se normaliza usando la sumatoria de los indicadores obtenidos por todas las entidades financieras. Luego se incorpora el ponderador respectivo como se mencionó previamente.

El valor final del puntaje de cada entidad –utilizado para establecer el ordenamiento interno— se obtiene al sumar sus correspondientes valores ponderados obtenidos para cada variable incorporada en el análisis (ver la última columna de la tabla). La sumatoria del puntaje obtenido por todas las entidades financieras da un valor de “1”.

(1) http://www.bis.org/publ/bcbs255_es.pdf
(2) http://www.bis.org/publ/bcbs233.pdf

Ponderación total 50%: 20% para activos, 15% sucursales y 15% cajeros-

 

Volumen de activos totales

Cantidad de sucursales

Cantidad de cajeros

 

1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

 

Monto
en mill. $

Participación
en % del total

Participación ponderada por 20% (2. *0,2)

Cantidad

Participación
en  % del total
Tamaño

Participación
ponderada por 15% (5. * 0,15)

Cantidad

Participación en % del total

Participación
ponderada por 15 % (8. * 0,15)

Banco 1

1.00

0,1

0,017

20

0,1

0,021

1

0,0

0,003

Banco 2

500

0,0

0,008

5

0,0

0,005

5

0,1

0,017

Banco 3

3000

0,3

0,050

30

0,2

0,032

10

0,2

0,035

Banco 4

7000

0,6

0,117

80

0,6

0,086

25

0,6

0,087

Banco 5

450

0,00

0,008

5

0,0

0,005

2

0,0

0,007

Total

11950

0,1

0,200

140

1,0

0,150

43

1,0

0,15

Interconexión
-Ponderación total 20%, cada una de las 3 variables pondera 6.66%-

 

Activos inter-financieros

Pasivos inter-financieros

Fondo mayorista

 

10.

11.

12.

13.

14.

15.

16.

17.

18.

 

Monto
en mill. $

Participación
en % del total

Participación
ponderada
por 6,66%
(11. * 0,066)

Monto
en mill.$

Participación
en % del total

Participación
ponderada por
6,66%
(14. * 0.066)

Indicador
de fondeo
mayorista

Indicador fondeo mayorista dividido por la suma de los indicadores Indicador ponderado 0,0666 (17. * 0,066)

Banco 1

150

0,1

0,01

75

0,1

0,006

0,150

0,316

0,021

Banco 2

25

0,0

0,00

20

0,0

0,002

0,020

0,042

0,003

Banco 3

200

0,2

0,01

150

0,2

0,012

0,300

0,633

0,042

Banco 4

800

0,7

0,04

550

0,7

0,044

0,003

0,006

0,000

Banco 5

15

0,0

0,00

45

0,1

0,004

0,001

0,002

0,000

Total

1190

1,0

0,067

840

1,0

0,067

 

1,0

0,067

Grado de sustentabilidad de actividades
-Ponderación total 20%, cada una de las 3 variables pondera 6.66 %-

Servicios de custodia de títulos

Participación en el sistema de pagos

Originación y adm. De FF

19.

20.

21.

22.

23.

24.

25.

26.

27.

Monto
en mill. $

Participación
en % del total

Participación
ponderada
por 6,66%
(23. * 0,066)

Monto
en mill.$

Participación
en % del total

Participación ponderada por 6,66% (23. * 0,066)

Monto
en mill. $

Participación
en % del total

Participación ponderada
por 6,66%
(26.* 0,066)

Banco 1

100

0,2

0,010

1000

0,3

0,022

10

0,2

0,013

Banco 2

5

0,0

0,001

500

0,2

0,011

15

0,3

0,019

Banco 3

20

0,0

0,002

1500

0,5

0,033

20

0,4

0,026

Banco 4

500

0,8

0,051

20

0,0

0,000

5

0,1

0,006

Banco 5

30

0,0

0,003

25

0,0

0,001

2

0,0

0,003

Total

655

1,0

0,067

3045

1,0

0,067

52

1,0

0,067

Complejidad del negocio
-Ponderación total 10%, cada una de las 2 variables pondera 5%-

PUNTAJE

por entidad

 

Negociación de derivados

Tenen. de títulos valuados a mercado

 

Sumatoria de las Puntuaciones de Columnas: 3, 6, 9, 12, 15, 18, 21, 24, 27, 30 y 33

 

28.

29.

30.

31.

32.

33.

 

 

Monto
en mill. $

Participación
en % del total

Participación
ponderada
por 5%
(29. * 0,05)

Monto
en mill. $

Participación
en % del total

Participación
ponderada
por 5%
(32. * 0,05)

 

Banco 1

250

0,1

0,006

5

0,0

0,002

 

0,13

Banco 2

800

0,4

0,021

20

0,2

0,008

 

0,10

Banco 3

750

0,4

0,019

2

0,0

0,001

 

0,26

Banco 4

100

0,1

0,003

80

0,6

0,030

 

0,47

Banco 5

50

0,0

0,001

25

0,2

0,009

 

0,04

Total

1950

1,0

0,050

132

1,0

0,050

 

1,00